¿Qué es el growth hacking?

Si estas buscando crear un negocio en el mundo Online al menor costo y con esfuerzos mínimos, sigue leyendo

¿Qué es el growth hacking?

Es conjunto de técnicas dentro del mercado que combinan la vertiente analítica, la creatividad y la curiosidad con el objetivo de vender. Para ello hacen uso y se apoyan en los resultados que arrojan las métricas web y el feedback que obtienen de las redes sociales, llegando así a un mayor número de público o clientes potenciales.

Además, el growth hacking se entiende como un nuevo modo de entrar en un mercado y busca alternativas que vayan más allá de tener un amplio presupuesto en marketing digital y que a su vez permitan hacer crecer un negocio y darse a conocer a más gente.

Por lo tanto, actualmente se encuentra en tendencia porque engloba procesos, programación y estrategias de marketing que se comenzó a adaptar en startups para maximizar su crecimiento, incrementando el número de usuarios con una inversión y esfuerzo mínimos; sin embargo muchas de las técnicas son aplicables a cualquier negocio sin importar su tamaño ni giro.

Origen del término Growth Hacking

Se atribuye a Sean Ellis que aseguran que fue el que acuñó el término Growth Hacker, es decir, el estratega, allá por el 2010. Bajo esta técnica se busca analizar cualquier campaña para lograr ver cómo se puede multiplicar el impacto y el rendimiento de la misma, obteniendo así un crecimiento escalable sin necesidad de gastar una gran fortuna por ello.

Ventajas

· Es una estrategia totalmente ligada al mundo de las startups, por lo que resulta inicial para negocios nuevos o para aquellos que busquen dar un salto rápido en número de usuarios.

·  Te permite a pensar en nuevas ideas para tu promoción. En el mundo del marketing podemos caer a veces en la rutina de y repetir una y otra vez estrategias similares. En cambio, el growth hacking se basa precisamente en buscar la vuelta y el elemento sorpresa.

·  Ofrece la posibilidad de crecer a bajo coste. En el mundo del growth hacking, menos es más. Si estás acostumbrado a invertir grandes cantidades de presupuesto en marketing, te sorprenderá lo que se puede conseguir con muy poco, sobre todo si consigues arrancar un “efecto bola de nieve” que haga que cada vez más usuarios usen el producto y hablen de él.

 

Perfil del growth hacker perfecto

Polifacético: No necesariamente de ser un experto en marketing, ni tampoco un programador, lo importante es que sea de esas personas que saben un poco de todo y que son capaces de conectar ideas muy diferentes.

Creativo: Quizás sea esta la característica más importante de un buen experto en growth hacking: la capacidad para encontrar ese un elemento sorpresa que haga que una idea explote. La innovación es el sentido de ser de esta disciplina; para conseguir resultados espectaculares, hay que atreverse a hacer las cosas de manera diferente.

Analítico.: Tiene que saber entender qué estrategias funcionan y cuáles no. Por eso, debe saber analizar los resultados de su actividad, sacar conclusiones y modificar el rumbo cuando sea preciso.

Ágil: En el mundo de las startup, el panorama puede cambiar de un momento a otro, y es necesario saber tomar decisiones rápidas y hacer todas las pruebas que haga falta.

Curioso: Un growth hacker debe interesarse por lo que lo rodea y combinar todo lo que ha aprendido para crear ideas tan únicas como efectivas.

Ejemplos

Spotify, o el modelo freemium: Una técnica de Growth Hacking muy utilizada es el modelo freemium versus el modelo premium. El primero modelo se basa en captar clientes ofreciéndoles un servicio gratuito con la calidad suficiente como para que se interesen pero también con ciertas limitaciones que no existirían en la versión premium del servicio. Un buen ejemplo es Spotify, cuyo modelo freemium permite escuchar música con anuncios insertados y en el caso de escucharla fuera de casa, tiene ciertas barreras que pueden evitarse en su modelo premium.

Dropbox, o el uso de referidos: El invitar a amigos y conocidos a utilizar una aplicación para conseguir algo a cambio es otra técnica muy utilizada en el Growth Hacking, y Dropbox supo cómo aprovecharla al máximo. Dropbox necesitaba que sus usuarios aumentasen en número en el menor tiempo posible. ¿Qué se les ocurrió para conseguirlo? Ofrecer más espacio de almacenamiento de forma gratuita a aquellos que invitasen a sus amigos a registrarse en la plataforma. ¿Resultado? Pasar de 100.000 usuarios a cuatro millones en poco más de un año.

Concursos y sorteos a base de likes: Muchas marcas realizan constantemente sorteos y concursos de todo tipo, pero en las redes sociales se ha hecho muy famoso el típico sorteo en el que, para conseguir el premio, tienes que seguir en Twitter y/o en Facebook a la empresa que lo organiza para poder optar a él. Incluso hay quienes organizan sorteos cuyas bases incluyen invitar a amigos a darle a like a la página o publicar tu participación en tu muro.

Para finalizar queremos comentarte que el Growth Hacking es algo que se practica muy a menudo y sin saberlo, así que quizás tú también encajas a la perfección en el perfil del buen growth hacker y no lo sabías hasta este momento.