El valor que aporta el marketing a un negocio es cuantificable y se mide en leads y/o numero de ventas

Las páginas de aterrizaje, también conocidas como landing page, son un componente esencial del marketing online de cualquier compañía, pues permiten hacer un ofrecimiento específico para incrementar la conversión de visitantes a la página web.

Como medir mis resultados de marketing

Hoy en día, vemos que el éxito de una campaña es medible a través de leads o de número de ventas, allí es cuando el buen empleo de una landing page juega un rol protagónico, porque de esta dependerá que tus usuarios se sientan atraídos a tus ofertas y servicios.

Se recomienda, que las empresas busquen agencias que les ejecuten paginas de aterrizaje tan bien estructuradas que los ayuden a monetizar, consiguiendo clientes y de esta forma cerrando ventas.

En efecto, deben enfocarse en centralizar tráfico cualificado hacia páginas de aterrizaje con formularios por las principales fuentes de tráfico.

¿Qué se debe tener en cuenta para medir los resultados de tu campaña de marketing?

Es importante destacar, que cada campaña tiene un objetivo diferente, oferta de producto o servicio diferente y, por supuesto, presupuesto diferente.

Por lo tanto antes de asegurar que necesitas una página de aterrizaje, plantéate lo siguiente:

  • ¿Existe una estrategia de marketing digital clara y definida que contempla invertir en campañas de marketing activas – y no solo marketing pasivo tipo SEO?
  • ¿Tienes una intención de marketing digital clara y definida, alineada con la estrategia digital?
  • ¿Están claramente marcados los objetivos de conversión directos e indirectos?

De resultar afirmativo, es importante emplear el uso de herramientas profesionales de creación de páginas de aterrizaje, debido a que mientras más optima esté, mucho mejor será la dirección que le otorgará a tus usuarios hacia la meta de la conversión. Para convertir al visitante desconocido en un contacto, o seguir cualificando los lead y, finalmente, en clientes de pago.

En conclusión, el objetivo central es apuntar al potencial cliente, para que las visitas generadas sean de valor y conseguir un retorno de los esfuerzos económicos y humanos realizados.